Posts Tagged ‘costumbres’

Abuela desenvaina zapatilla

Lunes, Agosto 22nd, 2011

La teoría dice que las abuelas son dulces, tiernas, pacientes, tranquilas….No es siempre así porque hay abuelas que son sometidas a duras pruebas.

Asisto, de oído, a pequeños dramas cotidianos, involuntariamente. Si viviese aislada en medio del campo, escucharía pájaros y grillos, si estuviese en alta mar serían cantos de sirena.

Son las doce de la mañana y los tres críos se han despertado.

Desde hace horas la abuela trajina por la casa, se oye cómo barre, friega, cocina, lava. Un grito infantil rasga el aire recalentado:

- ¡Dame mi móviiiiiiiiiiiil ¡ -la niña vecina, ocho años. Es normal desde hace poco que una zagalica pequeña tenga móvil, suele ser parte del botín de la comunión.

-¡Noooooo! – le responde su hermano mayor, un adolescente de unos doce años. También grita, es imposible no enterarse.

-¡Que me lo deeeeeeeees¡ – gritos y casi lágrimas.

Se hace firme un diálogo  de peticiones y denegaciones a grito pelado. En el barullo se adivina que el segundo hermano se ha sumado a la tangana, donde, además de pedir y esconder el aparato, se va colando algún insulto mezclados con portazos sísmicos.

La abuela ha dejado la tarea y pide el móvil, los críos se ríen y parece que han huido buscando refugio dentro de la misma casa. La abuela ataca por el lado sentimental:

-¿No os da lástima vuestra pobre madre, que tiene que trabajar?

Los críos no cejan, se ríen de las dos. Tengo la sensación que de las palabras se pasa a la acción, la niña ha hecho algo que  provoca un paso más y de pronto se oye un “PUTA” que saca de sus casillas a la abuela.

- ¡Hijo de puta, cabrón, maricón¡, ¿cómo se te ocurre decirle puta a tu hermana? -no hay calma posible porque quien debería poner paz ha perdido los nervios.

Añade muchos argumentos, a cada cual más duro.

- Mira que me quito la zapatilla…. -amenaza. Se oyen portazos y gritos inconexos

- No pienso venir más a cuidaros, me tenéis amargada -como guinda a sus palabras se oyen golpes y tras ellos el silencio.

¿ Ha cumplido su amenaza?

El regreso

Domingo, Septiembre 26th, 2010

Dos días después del regreso no quedó otra que ir a Murcia (capital- como dicen los nativos) para resolver cosillas pendientes. Unos cuarenta grados a la sombra, ola de calor número x del verano, y ruta de comercio en comercio al abrigo del aire acondicionado. He ido a comprar telas, agujas y otros enredos de costura.

Murcia está vacía o casi. En el callejeo te cruzas con personas a las que apenas miras,  vas a lo tuyo, hasta que algo te saca del caminar zoombi. Me encontré con el primer pobre, bien vestido, limpio y tirado en el suelo recalentado en la puerta de Caja Murcia -Gran vía-. El tradicional “Deme una limosna….” había sido cambiado por “Soy murciano y ….” Curioso cambio sociológico en los argumentos para pedir limosna, aparece el tinte nacionalista, quizá el trasfondo de que un pobre murciano debe pesar más en la conciencia que uno de otro sitio.

La cosa no quedó ahí, en el corto camino entre CajaMurcia y Julián López conté hasta cinco, cuatro hombres y una mujer, todos con el mismo aspecto y el mismo cartel. Curiosa coincidencia.

En este trajín de contar menesterosos otra ejemplar humano se cruzó conmigo unas cuantas veces, y no era la misma mujer, pero sí el mismo tipo de insensata, señoras entre los treinta y los cuarenta años, envueltas en ligeros vestidos de verano y morenas, morenísimas, negras. ¿No han leído nada sobre el exceso de sol y las arrugas prematuras y el cáncer del piel?

La alfombra

Martes, Octubre 6th, 2009

Queda inaugurada la alfombra de Viqui y Carlos.

120×180 cm de tejidos a ganchillo con hilo de algodón comprado en la famosa empresa catalana ovillos.com.

He calculado, con la ayuda inestimable de “S” a quien se le dan muy bien las matemáticas, que he hecho unos 25.000 puntos altos. Una pieza grande, de diez vueltas  y dos capas, tiene exactamente 1320 puntos.

No es que me sobre el tiempo, pero algo me mueve a estar en perpetuo movimiento. Azogue, que decían los antiguos.

Las niñas

Domingo, Septiembre 27th, 2009

Pueden pesar entre sesenta y ochenta kilos. Una de ellas (dieciséis añitos) gracias a la iniciativa política de papá podría abortar mañana por la tarde sin decir nada en casa y lógicamente, sin permiso de padre y madre. A pesar de todo, su señor padre utiliza tiempo y recursos públicos para que las niñas no salgan en los medios de comunicación, no vaya a ser que las criaturicas sufran un “choq”.

Se monta el pollo, todo el mundo habla de lo aparatosamente extrañas que son las niñas, de lo ñoño que resulta el progenitor al proteger a las góticas retoñas, de lo abusivo que resulta llevar a las presidenciales churumbelas de viaje turístico en época escolar, aunque peregrinaciones siempre ha habido, antes para ver a la Virgen de Fátima y ahora para requerir milagros democráticos a San Obama.

Como toricos al trapo, empujando por aquí y por allá, hablando: periódicos, particulares, la oposición y mientras parloteamos (por la boca muere el pez ) sube el IVA, nos colocan una eco tasa sobre la gasolina, te suben los impuestos sobre los ahorros…pero ¡Aay!… ¡por dios! , pero qué feicas son estas crías (deducimos,  porque el pixelado les tapa la cara) y qué mal gusto tienen.

La subida de impuestos parece una estupidez, pero la mayoría de las personas que conozco ahorran poco, porque no pueden. Gastan sus sueldos hasta el último céntimo. Si eres mileurista te lo gastas todo, de tus mil euricos se van 160 € en pagar IVA y dentro de nada 180 ¿ Parece poco?

Antes de los mil euros ya has tributado en forma de retenciones, como no lo ves, no eres consciente de lo que dejas. Has pagado la Seguridad Social. Como no lo ves, no eres consciente de lo que pagas. Si te pagaran el sueldo bruto y después tuvieras que hacer dos transferencias  para pagar hacienda y seguridad social el pago estaría más claro y te dolería el bolsillo.

. En nuestra ingenuidad, cuando Hacienda nos devuelve dinerillo en junio nos hace mucha ilusión, un regalito del fisco, … ¡y un pijo!… antes lo has pagado con creces.

Si miras la muy fina forma de medir del señor padre de las niñas y sus compañeros jaleadores deberías saber que, si eres muy rico y colocas un milloncico de euros en una sicav, tributarás al 1% sobre el beneficio que te produce. ¿Parece mucho? Nada si lo comparas con el 18% que deberás pagar sobre el beneficio de tus 6000 euricos ahorrados por si hay un imprevisto en casa, o el 21 % que deberás pagar si tienes algo más.

Aquí hay una vara de medir la igualdazzz un tanto extraña. Detrás de esto no hay nada más que un principio de economía muy básico que dice “muchos pocos hacen un mucho”  y uno psicológico: “No hay narices a exprimir a quien hay que exprimir”….  Y falta aplicar el principio más elemental de la economía doméstica: “No gastes lo que no tienes”.

No es el problema pagar impuestos, el problema es que no te luce la inversión porque estos tíos son unos manirrotos y unos destrozones.

Como la vida sigue y hay que vivirla día a día, hace un mes que he dejado de fumar… aún lo echo de menos. Es un ahorro.

Como me sobra tiempo he pensado desarrollar un proyecto parecido a éste, pero con más color,  aplicado a mi casa moliniquense. Ya llegaré.

Pelos sueltos

Miércoles, Agosto 26th, 2009
un chiste (jaja)

un chiste (jaja)

Mientras los pelos en manojo, sea melena o pincel,  tienen su utilidad, los pelos sueltos suelen ser fuente de inquietud y desasosiego. .

Cosas ( un poco asquerosas) relacionadas con pelos sueltos:

Tener una larga melena y, al barrer la casa, ver como crece un enredo inextricable de pelos flotantes, pelos del cepillo y pelusas polvorientas. La cosa toma tal dimensión que te preguntas cómo aún no estás calva.

Un pelo largo, largo, enredado en el cepillo de dientes

Un lavabo atascado de pelos mezclados con jabón y babas.

Manojos de pelos adolescentes y muy negros en el suelo de la piscina pública. Encima estos no son tuyos, ni de tus hijos…

La extraña querencia de los pelos que se me caen hacia el teclado del ordenador…¿Por qué?

Un pelo en la sopa de un restaurante de dos, tres, cuatro tenedores. A más tenedores mayor es la duda de si es que el cocinero camina hacia la calvicie o es un ingrediente moderno que añade al plato.

Refrán:

En tiempo de la berenjena pierde la mujer la melena.

Refrán que podemos tirar a la basura ya que ahora hay berenjenas todo el año. Pero, puesta en plan didáctico, este dicho popular deja constancia de que los animales tienen un periodo de muda donde plumas y pelos caen deprisa preparando los cambios de estación y de temperatura. Está claro que lo de la berenjena viene por la muda que también hacemos nosotros y, es que somos muy animales.

En Molinica la muda se decía “Pelecha o Perlecha”, palabrita muy sonora que no aparece en el diccionario.

Algo positivo o utilidad de los pelos sueltos:

Si alguna vez encuentras un nido de gorriones verás que el fondo hay una capa suave y acolchada, lugar donde estarán los polluelos, compuesta de pelos de gato o perro, pelos humanos pillados por ahí, plumillas, hilos, briznas de hierba e incluso papelitos y plásticos: materiales suaves.

Cena en restaurante Maruja

Sábado, Mayo 23rd, 2009

Porque la chapuza existe hemos  celebrado el cierre de la temporada de baños a final de mayo. El restaurante Maruja admite que te lleves tu propia comida. La gerencia dispone mesas, cervezas, cubiertos, platos, manteles, patatas cocidas y conejo frito y un jardín oculto tras una tapia. Si quieres comer algo más tú te lo llevas.

En tiempos de crisis,  sobre la mesa hubo, huevos rellenos, tortilla rellena de tres pisos, empanadas, queso, fiambre, marineras, hueva, almendras, ensalada murciana, rollitos de salmón, pan, pastel de chocolate de Mª Jesús, tortada de Eloy, brazo del gitano, galletas de coco, café de puchero y enormes cantidades de alcoholes.

Cada uno de los comensales calculó que debía llevar quince raciones, mínimo, de su parte. En fin, un disparate de comida. Nos reímos un rato.

Le hicimos una camiseta  y un diploma al maestro: un tipo genial.

Vida social

Martes, Mayo 19th, 2009
Esto es un dibujo para colorear de una página infantil.

Esto es un dibujo para colorear de una página infantil.

Tomando tiempo el domingo fui al cole para fotocopiar exámenes. Antes compramos los periódicos del día y allí estaba la noticia de la muerte de Antonio Campillo. Sus fascinantes esculturas se han quedado sin padre y yo sentí por ellas desazón y disgusto. No somos eternos. Si Campillo cadáver fuera capaz de sentir mi presencia, por pura admiración, habría ido a su entierro.

En medio del principio y el fin hay muchos actos en la vida en lo que abres tu espacio para recibir la compañía de otros. Somos seres sociales. Algunos más que otros.

Las personas de vida social intensa rellenan su calendario, según que momento de la vida, de múltiples comuniones, bautizos, bodas, cenas de hermandad… y entierros.

Por cosa de la edad, de un tiempo a esta parte me invitan continuamente a los tanatorios. A cualquier hora te llaman para decirte que se ha muerto la madre, el padre, el tío de alguien. Y no sé qué hacer. No tengo ánimo para tanto acto social.

Curiosa costumbre la invitación a ciegas para ir en manada a entierros de gentes que conoces sólo por referencia lejana: parientes de uno que trabaja contigo, que comparte tus aficiones, que vive en tu calle. Nunca has comido con el muerto, jamás has pisado su casa, no te ha invitado a su boda, al bautizo de sus hijos, ni sabes qué opina sobre el clima de ese día, cuál es su equipo favorito, a quién vota, ni si prefería a hombres, mujeres o muebles para depositar sus afectos. Jamás lo echarás de menos porque no forma parte de tu vida, y menos aún a partir de ahora. Ni siquiera has hecho esas cosas con la persona que te convoca, ni con el huérfano. Pero siempre sale el espontáneo que te llama para decirte, se ha muerto tal, nos vemos en el tanatorio.

- ¿Y yo que le voy a hacer? ¿lo puedo resucitar? -le diría.

Es más, esto nunca pasa, nunca,  si la celebración es más festiva. Que levante la mano quien ha sido invitado a una boda  así, por las bravas, porque resulta que trabajas con el hijo del protagonista, sí, ese al que le cuesta darte los buenos días.

En esto, los murcianos no cambian, han expulsado de su casa los cadáveres hacia los tanatorios, han abandonado el negro luto, han dejado de rezar toda la noche en incómodas sillas, pero siguen pensando que hay que despedir en procesión (mientras más gente mejor)  a uno que ya no puede sentir la compañía.

Madrid, excursión de otoño

Sábado, Diciembre 6th, 2008

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No envidio a los madrileños. Vivir Madrid es la aceleración permanente. A veces imagino que la tierra es un gran cuerpo vivo con sus enfermedades y sus infecciones, Madrid y cualquier otra gran ciudad es un forúnculo en lugar sensible. En su crecimiento atraen una gran circulación. Los coches son los glóbulos rojos o blancos en busca del foco del mal, búsqueda estéril. Yo debo ser el adn del glóbulo.

Me acaba de sorprender el Word, cuando tecleo forúnculo me invita a sustituir por divieso, significan casi lo mismo pero no termino de entender esta oferta.

Para un par de días Madrid está bien. Además de ver a las niñas, que están perfectas, se hacen mayores y, extrañamente, después de superar la adolescencia, ganan en belleza y gracia natural, queríamos ver.

Ver la colección de pinturas enclaustrada durante años en Monserrat y llevada a la capital provisionalmente a la fundación BBVA en el palacio del Marqués de Salamanca. Un edificio noble con patio interior y lámpara gigantesca con la que el “super” fantaseó colocándola en nuestro salón a lo que le tuve que decir que sí, siempre y cuando sacase mesas y sofás al patio para dejarle sitio, cosa poco práctica pero estéticamente bien. No le vamos a hacer la contra por fruslerías.

Los bancos, en sus actividades culturales nos devuelven parte de los beneficios que les proporcionamos dejando que nos cuiden nuestros dineros, así que gratis total. Además de ver cuadros de pintores del siglo XIX (me quedo con Ramón Casas) pude comprobar que un jueves por la tarde cualquier exposición se nutre de jubiladas, entre todos los presentes debíamos sumar unos diez mil años y eso es mucha historia. No sé si prefiero a las ancianas de mi infancia de luto permanente, delantal (sustituto del bolso) pañuelo a la cabeza y las tetas por la cintura porque cuarenta años sin sostén no ayudan a mantener las carnes en su sitio o a estas ancianas que se empeñan en parecer juveniles criaturas tras un biombo de maquillaje y joyas. Me faltan diez años para comprenderlas.

 La exposición es atípica si tenemos en cuenta que viene de la abadía de Monserrat estandarte de lo católico en Cataluña, porque los normal de las iglesias es que reciban exvotos y joyería fina de señoras agradecidas por supuestos milagros o cuadros religiosos, pero los catalanes deben tener  un sentido abierto de lo valioso (la pela es la pela) y sus curas no renuncian a un cuadro profano y profanador porque es un tesoro aunque no de publicidad a la historia de la santidad. Bien por ellos.

Escuchando “la pasión según san mateo” Juan Sebastián Bach. Otro tesoro.

Los salados

Sábado, Octubre 4th, 2008

saco de sal

 

Tenemos una maestra de canto rusa. Decir que es rusa es mucho decir, pero un punto eslava sí que es.

Gracias a su positiva influencia damos alaridos de loca y llegamos al sol 2, al la 2 y al si 2, graciosamente, sin acojonarnos, un poco más y nos salimos del teclado.

Se esfuerza en que comprendamos que modificando nuestra postura, transformando la entrada y salida del aire en un recto tubo y nuestra boca en un bóveda, plagada de dientes, eso sí…  ¡voilá¡ , te conviertes en una eficaz máquina sonora.

Mantenerse derecho como vela es difícil. Nos pesan las carnes, los años, las escoliosis, así que, dada nuestra resistencia o la pertinaz influencia de la gravedad, ha inventado la máquina infalible para enderezarnos sin tuercas, tornillos, arandelas, ni motor. Una simple bolsa de sal sobre la cabeza produce el milagro.

Algunos, bajo el efecto hipnótico del aditamento se concentran fijando la mirada en un punto inexistente del espacio y sueltan todo lo que, musicalmente, llevan dentro.

Ya decía Aristóteles que a grandes problemas, sencillas soluciones. Posiblemente no lo dijese Aristóteles, fuese el que fuese tiene mucha razón.

 

¿Cantaremos el “Membra Jesu Nostri de esta guisa? Me pido una bolsa de sales de baño de color rosa.

 

Los semi huérfanos

Domingo, Septiembre 21st, 2008

huevos de pez

Un tal Ginés Martínez, presidente de la FAPA (federación de asociaciones de padres de alumnos) lanza una propuesta sobre el calendario y el horario escolar como una pedrada. Le parecen pocas jornadas lectivas y además, ya puestos en el día a día, la estancia del niño en el colegio se le hace corta. En resumen, quiere menos vacaciones para los churumbeles, y por ende  para los profes, y una jornada más larga.

Lo cierto es que en mi cole hay algunos zagalicos que gracias al proyecto Concilia entran dormidos a las 7:30 de la mañana, hacen su jornada lectiva, se quedan a comer y,  si sus padres les apunta a alguna extraescolar por la tarde, están hasta las cinco/seis: unas diez  horas de permanencia en el centro. Son pocos, pero alguno hay. La mayoría de los padres elige opciones más llevaderas.

He tenido la santa paciencia de medir la temperatura de mi clase a las nueve de la mañana la primera semana de septiembre y siempre marcaba 30 o 29 grados. Las estufas móviles que son mis niños aún no habían entrado. Me caen chorros de sudores de pensar dar clase en agosto en medio de una marabunta de lagartijas inquietas y tensas por el calor. Creo que en las condiciones de climatización actuales de las escuelas no es muy aconsejable la escolarización en julio y agosto, yo de momento me he llevado un ventilador de casa para aliviar la cosa. 

el ventilador

 

El muy sabio José Antonio  Marina, filósofo preocupado por cuestiones educativas, al fin y al cabo profesor de instituto decía que “para educar hay que contar con toda la tribu”. 

Si floreciese la  propuesta de estos inteligentes prohombres y produjeres, dirigentes ellos de la FAPA, algunos padres  recogerían a sus niños para meterlos directamente  en la cama, al fin y al cabo quien tira tanto del colegio es porque él mismo tiene una jornada laboral infinita y llega a casa reventado, ni ganas de ver al angelito. 

Proponer que la escuela se convierta en inclusa a tiempo parcial es inquietante. Algo falla. Ser padre supone atender y disfrutar de la convivencia con el niño y no buscar ardides para una vez cumplida la tarea inseminatoria dejar el producto en manos de otros, huérfanos a tiempo parcial. Ya decía mi abuela Dolores que “quien pasó el gusto, pase el disgusto”. Ella se refería al parto y yo me refiero a los actos de crianza que parece ser se le hacen muy cuesta arriba a algunos.

A estos tíos de la FAPA me gustaría verlos reivindicar  realmente de parte de los críos al reclamar jornada laboral intensiva para los trabajos de los padres, dándoles así la oportunidad de disfrutar del lujo que es atender a la prole. Contratos a tiempo parcial para poder estar con los críos en casa uno de los padres, tirones de orejas ejemplares a las empresas que putean a las preñadas y a los padres con niños de corta edad, prioridad en las empresas para pedir las vacaciones a quien tiene que atender niños…

Seguramente no creen que eso sea su campo de trabajo, cosa más bien de sindicatos, dirán. Los sindicatos llevan media vida callados, se les va echando de menos en este trajín.

Y visto como está el patio es evidente que trabajar es necesario para tener una vida con unas condiciones materiales mínimas pero muchos sufren un ansia patológica  por el trabajo que tiene muchas veces el objetivo de tener un mega coche, una casa superferolítica  o unas vacaciones fantásticas, y mientras los críos en el aparcadero.

Se les olvida que los humanos tienen la costumbre instintiva de cuidar a las criaturas, no somos  peces, lagartos o moscas que abandonan la camada.