Posts Tagged ‘Cosas de niños’

Violeta o el abuelato

Domingo, Junio 19th, 2011

Ya tiene quince días y hace lo que todos los bebés, duerme, come, berrea si hace falta… parece mucho mayor de lo que es. Esta es Violeta plácidamente dormida.

De este dibujo, digo como Picasso de Gertrude Stein, con el tiempo terminará pareciéndose.

Sobre la pregunta, tan repetida, ¿qué se siente al ser abuela?, pues casi las mismas inquietudes que se sentía al ser padre pero con menos tareas. El runrún interno que pide en secreto que el mundo que le toque sea un buen mundo está ahí. Poner algodones en todo lo esquinoso, de momento, hasta que se endurezca y se haga mayor para que vea, sienta que lo que tiene alrededor es real, bueno y apetecible.

Educación empírica

Lunes, Abril 4th, 2011

Hace uno días en el periódico “El Mundo” apareció una noticia singular, cuanto menos chocante.

El profe había aprendido en la carrera una cosa cierta, todo aprendizaje cercano, vivido y experimentado por el alumno se consolida en el magín del sujeto. Debía explicar cómo era la alimentación del hombre primitivo antes del fuego. Supongo que previamente llevaría a los niños a recoger hierbecicas, frutos, tubérculos y otros seres vivos vegetales y silvestres.

Como la experiencia debió ser satisfactoria organizó una actividad de ampliación. Se trataba de hacer una cata de carne según los principios de hombre prehistórico, así que trajo a su clase un tierno y peludo conejito con la sana intención de que sus alumnos probasen la carne tal como lo hacían aquellos antepasados nuestros. Para evitar sufrimientos al animalico le dio un leve golpe con un martillo entre ceja y ceja aturdiéndolo, después procedió a desangrar, desollar y eviscerar  al orejudo, para después, una vez troceado, darlo a comer palpitante a los tiernos infantes. Nos sabemos si dio a beber la sangre al mejor de la clase.

Los críos reaccionaron según sus ánimos y carácter; alguno debió saborear la carne e incluso le supo bien, otros, los más reaccionaron extremosamente. Las vomitonas se generalizaron, los llantos, los mocos caídos, los hipos y otras muchas expresiones trágico sentimentales se hicieron dueñas de la clase y hubo que llamar al servicio psicológico para apoyar sus tiernas mentes. Alguno está en tratamiento por el choc recibido.

Como no hay dos sin tres los padres han denunciado al profe y éste ha alegado en su defensa la libertad de cátedra y, posiblemente usará como argumento postrero que el tamaño y la raza del animal debe servir como eximente ya que peor habría sido sacrificar una vaca.

Crucifixus

Sábado, Abril 2nd, 2011

Tengo un alumno muy habilidoso, le encanta arreglar cosas. Si ve algo roto  se lo lleva a su casa y lo trae compuesto.

Hace unos días llegó a su cumbre máxima de expresión, apareció con una gran bolsa puesta boca abajo sobre algo que llevaba en las manos. Creó gran expectación y después de pocos ruegos desveló el secreto… esto que veís en la foto, un paso de semana santa portátil.

Con una caja de zapatos, un “madelman”, flores de plástico, dos palos cruzados y bastante ingenio y dedicación compuso este artefacto que da bastante que pensar, y es que los conceptos religiosos calan más hondo de lo que a mi me gusta admitir.

Tuve que discutir con él porque quería pasearlo por todas las clases en procesión, cosa que le prohibí, no era cosa de hacer acólitos entre los alumnos.