Posts Tagged ‘cine’

Tosca de Puccini

Lunes, Agosto 8th, 2011

Hay muchas formas de escuchar/ver ópera, también en el cine. En Alicante, los cines Yelmo ofrecen una temporada de ópera enlatada durante el verano. Gracias a la ciencia y la técnica, que avanzan una barbaridad, te permite asistir a lo que se ha escenificado en el Met de Nueva York. ¡ Ahí es nada !

Tosca de Puccini ha sido mi primera y única experiencia. Mi estreno con Tosca no ha podido ser mejor. Una tragedia tremebunda donde no muere el apuntador pero falta poco.

Tosca es una cantante que tiene un novio pintor al que lleva mártir porque es una enamorada celosa. El novio es roussoniano, es decir sigue las ideas de Rouseau, un punto revolucionarias en la época en que transcurre la acción -finales el XIX. Cavaradosi, el novio, ayuda a esconderse a un revolucionario en fuga. Este acto generoso  invita a participar en la acción a Scarpia, jefe de la policía de Roma. Este Scarpia es un malo de libro que lleva en mientes llevarse al huerto a Tosca, no se trata de amor, es más bien el insano deseo de jugar con ella y luego dejarla tirada al tiempo que fastidia al novio.

Scarpia envenena a Tosca de celos para conseguir sus objetivos: apresar al fugitivo, quitar del medio al novio y tirársela. Apresa al novio y lo tortura prácticamente delante de la protagonista para ablandarla, cosa que ocurre. Para perdonarle la vida aprieta las clavijas a Tosca para llevársela al huerto, y ella cede también, pero quiere a cambio la vida de su novio y una posibilidad de escape. Scarpia le ofrece simular la ejecución y  y escribe un salvoconducto. Tosca, llegado el momento de pagar su precio, se deja llevar por el asco que siente,  asesina al Scarpia con un cuchillo de mesa (sí, es verdad) y lo perdona.

A la hora de la ejecución Tosca avisa a Cavaradosi que debe simular su muerte, cosa que él, después de algunas dudas sobre el precio que ella ha pagado, acepta. Scarpia ha mentido, la ejecución es real y el pintor es fusilado. Tosca presente se desespera con la  muerte de su amante  y huye de los guardias que la buscan por la muerte de Scarpia, acorralada en lo alto del castillo de Sant Angelo se tira al vacío.

Yo lloré y disfruté como una enana, sufrir y disfrutar no es incompatible. Scarpia es mi personaje favorito, lo determina todo aunque esté muerto. La maldad es el centro de esta obra y Scarpia es su representante.

La música de Puccini está compuesta de notas y de  una marea de sentimientos que te arrastra, te estruja las entretelas y te lleva por un río encajonado del que es difícil olvidarse. Llevo días con la cabeza ocupada por el "Va, Tosca" de Scarpia, como si fuese el "tractor amarillo" pero en fino.

Distrito 9

Martes, Septiembre 15th, 2009

Va una con toda ilusión al cine y sale traumatizada. La peli es imaginativa, rompe el esquema del alien todopoderoso, omnipotente, lesivo e invasor para hacerlo degenerar en mero inmigrante de difícil inserción por raro. Estas cucarachas del espacio, perdidamente desorientadas llegan a la tierra por motivos desconocidos y casi se mueren por indecisión. Aguantan 20 años en un basurero de Johannesburgo y se dejan vapulear hasta el infinito por blancos, negros y amarillos. Paradógico es que estos nuevos habitantes reciban el mismo mal trato y desconfianza de todo habitante de un país que debería estar a salvo de cualquier fiebre racista. El sentimiento racista crece en relación directa a lo pobre, distinto,  raro o numeroso  que nos parece el sujeto a quien señalamos.

El trauma es más estilístico que de contenido, la bailona cámara te marea, permanente movimiento para dar tinte de documental a lo que es cine. La peste a palomitas se concentra por la derecha y la izquierda. Por ese flanco, a pesar del vibrante sonido envolvente sorraund, escucho con claridad el rustir de una joven novia atada a un cuenco maxi de palomitas….

La cámara se mueve, se acerca a los personajes hasta rozarles las mejillas, ves las espinillas y los pelillos de la barba mal afeitada del protagonista, tienes la sensación de que el tipo se te caerá encima, te lanzará una baba o te hará víctima de halitosis putrífera, es decir, no ves un pijo, ver es tan imposible como empeñarse en ver figuras en un cuadro de Seurac con las gafas de cerca, mientras, el un sonido apabullante te machaca los oídos. Hostia pallí, hostia pallá, “S” tiene una expresión beatífica en el rostro, disfruta como un enano.

Debe ser  la moda, hace quince días tuve la misma sensación viendo “Enemigos públicos”. Daban ganas de salir huyendo de la sala, Johnny Deep, sus pistolas y sus correntillas delante y detrás del incipiente F.B.I. cruzaron la delgada que nos impide acercarnos a otro más allá de lo que la confianza establece.

El exceso de confianza…

Sigo pintando cacharros:

Boceto

las teteras
las teteras

Hace tres semanas que no fumo….

Promesas del este (cumplidas)

Domingo, Octubre 14th, 2007

promesas del este.jpg 

Vigo Mortensen peinado como Manolo Lopera  (pero con más pelo) vive aventuras en un Londres poblado por una comunidad rusa que hace equilibrios entre buenos y malos, malísimos.
 

La peli se pasa en un suspiro. Cronenberg rebaja sus niveles de crueldad desquiciada pero no se priva de enseñarnos tajos de cuchillos sangrantes, peleas vaporosas en inferioridad de condiciones y una historia tierna en medio de tanta desgracia.
 

Si tienes un ratico  y seis euros, pásate por el cine.
 

Ni se te ocurra pensar que podrás comer un fin de semana en el Thader después de las dos de la tarde sin hacer una larga cola, si pretendes ir a la primera sesión, vete comido lo que son las masas.
 

Manolo Lopera es el presidente del Betis.
Una pelea vaporosa no es una pelea al golpes etéreos, es una pelea en un baño público.