Archive for the ‘A mano’ Category

Ganchilleando

Domingo, Julio 6th, 2014

La teoría es que los maestros ya estamos de vacaciones, servidora no. Hasta final de julio, nádená.

Para entretener el tiempo una hace cosillas como ésta y no quiere decirse que hago esto en jornada laboral, es que cada vez aplico más aquello que decía mi santa madre: “Entre el día y la noche no hay pared”.

Dentro de catorce minutos, cincuenta y siete.

Reciclado

Jueves, Marzo 8th, 2012

Siguiendo la filosofía reciclante de mi madre, aquello de “aprovecha hasta el último aliento aquello que uses” he tejido este bolso.

Hace años, en agosto,  pasamos una temporadica en una casa rural de Villarcayo. Hacía tanto frío que pedimos a la dueña que, ¡por dios!, encendiese la calefacción. Nos escapamos a Bilbao y allí compré una sudadera muy de invierno que me vino de perlas.

Esta prenda masculina, fea y gris ha recorrido media Italia y un cuarto de España. Yo hago como los ingleses, cuando salgo de mi país  y de mi Molina me visto como me da la gana, si es necesario ponerse unas sandalias con calcetines no pienso en que parezco un explorador, si hay que llevar una sudadera horripilante, aplico el “ande yo caliente…”

Con el tiempo la sudadera se convirtió en el sustituto de la bata de guatiné y me la puse en casa, tanto que los puños de las mangas parecían un colador. La iba a tirar, pero, ¿están los tiempos para tirar? ¡Noooo!, así que con paciencia y unas tijeras filosas la reduje a tirillas… y ¡et voila! … un bolso coqueto, práctico, con su punto cursi porque cada unión de las tiras es un lacico, una piticoña que diría mi nuera.

Violeta o el abuelato

Domingo, Junio 19th, 2011

Ya tiene quince días y hace lo que todos los bebés, duerme, come, berrea si hace falta… parece mucho mayor de lo que es. Esta es Violeta plácidamente dormida.

De este dibujo, digo como Picasso de Gertrude Stein, con el tiempo terminará pareciéndose.

Sobre la pregunta, tan repetida, ¿qué se siente al ser abuela?, pues casi las mismas inquietudes que se sentía al ser padre pero con menos tareas. El runrún interno que pide en secreto que el mundo que le toque sea un buen mundo está ahí. Poner algodones en todo lo esquinoso, de momento, hasta que se endurezca y se haga mayor para que vea, sienta que lo que tiene alrededor es real, bueno y apetecible.

Pintando de nuevo

Domingo, Mayo 1st, 2011


He vuelto a coger los pinceles. Por fín veo. La presbicia es mala cosa. Al principio no ves de cerca y dejas de leer. Lo que antes te gustaba mucho, deja de interesarte porque aunque te esfuerces no consigues descifrar lo que tienes delante. Un día tienes una idea feliz y dices, ¡cáspita! ¿será que necesito gafas? y te pasas por la farmacia, ¡et, voilá!, era eso.

La presbicia es avariciosa y un poco más tarde pierdes la nitida claridad de la pantalla del ordenador. Pruebas con las gafas de leer y ¡coño! que se aclara todo… pero se oscurece lo que leías y entonces te compras otras gafas. Unas para leer, otras para el ordenata.

Pintar requiere un juego de planos, es como si quisieras leer, usar el ordenador y mirar el paisaje todo al mismo tiempo o en breves instantes de transición. Entonces necesitas tres gafas intercambiables, más los pinceles, los aromas del aguarrás y a veces hasta pensar. Te faltan manos y al final haces como yo hice, te rindes a la evidencia de que no eres quien eras. Me rendí y cerré (metafóricamente) la leonera de pintar.

La ciencia avanza una barbaridad y gracias al invento de los cristales progresivos y tras un mes de prácticas superado con éxito notifico que he recuperado la vista y he vuelto a pintar, cosicas para el abuelato: Una pequeña fauna, sin trampa ni cartón, pincelada a pincelada.

la producción de la semana

Domingo, Abril 18th, 2010

No hay forma de evitarlo. Volvimos al trabajo, semana antesala a semana de locura.

¿Los centros educativos educan o se tienen que dedicar a hacer trabajos de ocio y animación? ¿Qué tiene de educativa una excursión donde los críos se dedican a berrear durante horas bajo la atenta mirada de los monitores? ¿Dónde está la aventura, el sufrimiento, la actividad que curte y prepara para la vida?

Este año nos toca las costumbres murcianas... ejem... no sé cómo comerme esto.

Mientras le doy vueltas a la cabeza mantengo las manos ocupadas con esto.

la tienda

la tienda

El tiempo

Domingo, Marzo 28th, 2010

El tiempo es un concepto relativo, el mío se estira como chicle.