Cookies de Carmen

Estudiar inglés tiene sus consecuencias  y no todas lingüísticas, aunque estas se aprecian con la lengua.

Carmen tiene una amiga que viajó a Escocia, cosas de Comenius, y se trajo la receta de cookies de una colega escocesa. Curiosamente no llevan mantequilla, cosa extraña.

¿Qué necesitas?

  • 125 gr de margarina  con sal.
  • 125 gr de azúcar moreno.
  • 225 gr de harina.
  • Un huevo batido. Sí, antes de echarlo lo cascas y lo bates.
  • Una pizca de canela.
  • Un poquico de vainilla.
  • Tropezones de chocolate, nueces o pasas: 125 gr.

¿Cómo lo haces?

Enciende el horno y ponlo a 170º si turbo y a 190º si es un horno normal.

Bates la margarina con el azúcar. Para hacer esto deja el margarina fuera del frigo para blandear la margarina. Añade poco a poco el huevo batido y conseguirás una pomada dulce. Es el momento de las especias. La primera vez que hice estas galletas les puse una cucharadita de postre de canela de la marca Carmencita, una canela espectacular que transformó las cookies en otra cosa, incluso picaban… nos las comimos, faltaría más.

Añade el harina tamizada, poco a poco y la masa toma consistencia, pero está muy pegajosa. Al final pones los tropezones  apartando una pequeña cantidad para pincharlos en las galletas.

Unta la bandeja del horno con un poco de margarina y una lluvia de harina.

Con una cuchara de postre coloca montoncitos de la masa sobre la bandeja, no deben estar muy juntos porque con el calor del horno se ensanchan. Pincha sobre cada galleta dos o tres tropezones.

Entre doce o quince minutos en el horno y ya están. Puede parecer que están poco hechas pero les pasa como a las almendras fritas, siguen cocinándose fuera del horno.

Se pueden comer calientes, pero te quemarás.

Ayer no pude evitar la tentación de comprar unas fresas en el mercado. Las compré más por el olor que por el apetito de comer fresas, así que esta mañana, para evitar que se estropearan las he transformado en mermelada.

 

 

 

Leave a Reply