Pinto luego existo

Septiembre 25th, 2016

Pintar objetos que hay en casa es costumbre. 

After, before

Noviembre 13th, 2015

Un kilo de harina(700 g t55 y 300 integral Auchamp), 600 g de agua, 20 g de sal y 25 g de levadura Mercadona. Hoy he pasado  de  la masa madre que duerme el sueño de los justos en el frigo.

La levadura, enloquece, produce sus gases, burbujea, llena la masa de pompas  ligeras. La masa crece y cuando no lo esperas, alli, al abrigo de los calores del motor del trigo, desborda el cuenco.  !Necesitas una solución! Das forma y, ya, al molde.

 

 

 

El pan

Noviembre 7th, 2015

Mi regalo de cumpleaños llegó hace poco. Carlos, sabiendo que me gusta aprender cosas nuevas, me regaló un curso de iniciación al pan, iniciación a hacer pan. Un regalo de campanillas porque el ponente era Iban Yarza, el gurú del pan.

Algo en apariencia sencillo: agua, harina, masa madre, sal, horno, y la gracia de tus manos. Los panes de hoy.

 

Día de difuntos

Noviembre 1st, 2015

Ayer sufrimos la visita de docenas de niños disfrazados, unos solos, otros acompañados de sus padres: demonios, brujas, monstruos, asesinados y asesinos, zombis y toda la patulea del miedo pasado por los bazares chinos. Los críos llevaban bolsas y recipientes para recoger caramelos: truco o trato. Mejor un buen trato que  cualquier pleito.

En mi casa de la Calle Nueva, la noche del uno al dos de noviembre, mi madre ponía en un rincón de la cocina un tazón de aceite en el que flotaban las mariposas, o así las llamaba ella: candelas de cartón y mecha que prendía, flotando, sobre un dedo de aceite de cocinar, allí las hasta que el aceite se consumía. Por economía, mi madre era la más económica de todas las madres, no todo era aceite, el tazón estaba lleno de agua hasta más de la mitad. Ahí aprendimos muchos aquello del que el aceite pesa menos que el agua.

Aquel fuego minúsculo y oscilante parpadeaba toda la noche en la cocina. Mi madre ponía tantas mariposas como difuntos homenajeaba. Sentía  yo cierto respeto, algo de miedo e impaciencia para que se consumiese el aceite, intentando dejar atrás aquel rincón de los espíritus.

Los niños de hoy buscan los espíritus en el chino a precio de ganga.

 

 

 

Dia completo

Octubre 29th, 2015

Día completo es ese que te despiertas a las seis y veinte y te quedas mirando al techo, borras ideas de la cabeza sin éxito, te levantas, sales para el trabajo, comes alli , sigues por la tarde y a las seis y media,  como una campeona, vuelves a casa.

En todo este tiempo sin escribir he aprendido a hacer cosas nuevas, por ejemplo pan en el horno de casa: pan semintegral. Mitad harina de panificación, mitad integral y eso sí, lo fundamental, lo básico: Masa madre, nada de levaduras ni Royales, todo flora natural.

 

 

 

Volver a empezar

Octubre 28th, 2015

Aquí el santo contando chistes de Bilbao y de vascos, él tiene bula, de sonsonete la tele. Godar sobando a mi lado, ronca levemente.

Hoy, en medio de ensayo, mi jefa de cuerda me ha preguntado cuando volvería a escribir en el blog. Hoy es ese día.

Vuelvo a empezar, entrada 454, capicúa. Me comprometo a llegar a la entrada 500.

Godar en su dura vida.

Ganchilleando

Julio 6th, 2014

La teoría es que los maestros ya estamos de vacaciones, servidora no. Hasta final de julio, nádená.

Para entretener el tiempo una hace cosillas como ésta y no quiere decirse que hago esto en jornada laboral, es que cada vez aplico más aquello que decía mi santa madre: “Entre el día y la noche no hay pared”.

Dentro de catorce minutos, cincuenta y siete.

Mermeladas

Abril 16th, 2014

Carezco de afición por los dulces. Un plátano con pan me parece exquisito y suficiente para matar el gusanillo goloso. A pesar de eso aquí están dos  recetas experimentales de mermelada.

Elena y servidora fuimos al mercado. No teníamos intención de comprar mucha cosa pero nos llevamos el carrito por si acaso. El resultado del por si acaso fueron unos kilos de manzanas y naranjas y una kilo de fresas. Las compré porque olían muy bien.

Estuvimos torpes, después de poner las fresas sobre todo lo demás con cuidado, al echar el carrito al coche olvidamos que estaban allí y les pasaron por encima naranjas y manzanas y quedaron ligeramente espachurradas.

Solución: una mermelada de fresa.

Medio Kilo de fresas y 200 gr de azúcar moreno. Tras cuarenta minutos de cocción a fuego flojo y mareado, echando, eso sí, las fresas enteras, obtienes una preciosa mermelada.

La cosa no podía quedar ahí, y ya que funciona con fresas, ¿por qué no habría de hacerlo con tomates cherrys?

Las proporciones son las misas: medio kilo de tomates cherrys escaldados -los pellejos quedan fatal en las mermelada y además impiden que el azúcar haga su trabajo- y 200 gr de azúcar moreno.

No se tapa mientras se cocina, la idea es evaporar el máximo de agua y concentrar sabores.

 

Cookies de Carmen

Abril 6th, 2014

Estudiar inglés tiene sus consecuencias  y no todas lingüísticas, aunque estas se aprecian con la lengua.

Carmen tiene una amiga que viajó a Escocia, cosas de Comenius, y se trajo la receta de cookies de una colega escocesa. Curiosamente no llevan mantequilla, cosa extraña.

¿Qué necesitas?

  • 125 gr de margarina  con sal.
  • 125 gr de azúcar moreno.
  • 225 gr de harina.
  • Un huevo batido. Sí, antes de echarlo lo cascas y lo bates.
  • Una pizca de canela.
  • Un poquico de vainilla.
  • Tropezones de chocolate, nueces o pasas: 125 gr.

¿Cómo lo haces?

Enciende el horno y ponlo a 170º si turbo y a 190º si es un horno normal.

Bates la margarina con el azúcar. Para hacer esto deja el margarina fuera del frigo para blandear la margarina. Añade poco a poco el huevo batido y conseguirás una pomada dulce. Es el momento de las especias. La primera vez que hice estas galletas les puse una cucharadita de postre de canela de la marca Carmencita, una canela espectacular que transformó las cookies en otra cosa, incluso picaban… nos las comimos, faltaría más.

Añade el harina tamizada, poco a poco y la masa toma consistencia, pero está muy pegajosa. Al final pones los tropezones  apartando una pequeña cantidad para pincharlos en las galletas.

Unta la bandeja del horno con un poco de margarina y una lluvia de harina.

Con una cuchara de postre coloca montoncitos de la masa sobre la bandeja, no deben estar muy juntos porque con el calor del horno se ensanchan. Pincha sobre cada galleta dos o tres tropezones.

Entre doce o quince minutos en el horno y ya están. Puede parecer que están poco hechas pero les pasa como a las almendras fritas, siguen cocinándose fuera del horno.

Se pueden comer calientes, pero te quemarás.

Ayer no pude evitar la tentación de comprar unas fresas en el mercado. Las compré más por el olor que por el apetito de comer fresas, así que esta mañana, para evitar que se estropearan las he transformado en mermelada.

 

 

 

Pudin de monas

Febrero 23rd, 2014

 

Zapeando llegué al Canal Cocina. Allí los Hermanos Panaderos explicaban cómo hacer un pudin de manzana, receta que me vuelve a gustar por eso de  que es un dulce poco dulce.

No sé qué pasó, pero se me pasó un ingrediente básico, o la cantidad de un ingrediente básico: harina. ¿Cuánta? ¿ De qué calidad?  Investigo. Los Hermanos Panaderos se resisten, y su pudin más. Imposible dar con la receta.

A falta de pan buenas son tortas, así que veo un par de recetas de pudin y, dicho y hecho, ¡ He aquí el pudin de monas¡

INGREDIENTES:

  • Medio litro de leche entera.
  • 5 huevos de gallina.
  • 250 gr de azúcar.
  • Ralladura de una naranja.
  • 50 gr de pasas.
  • Chorretón de güisqui.
  • Una mona de Pascua murciana, sin huevo duro.
  • Vainilla.
  • Canela.
  • Corteza de limón, evitando la parte blanca que lo pone todo amargo.

MANOS A LA OBRA

Calienta el horno a 200 grados poniendo la bandeja con el fondo cubierto de agua. Baña la pasas dentro del güisqui.

Caramelo

En una sartén calienta los  50 gr del azúcar con un par de cucharadas de agua. Déjalo hervir con paciencia, llegará un momento en que el agua se evapora y el azúcar se dorará. Vierte el caramelo en el molde, repártelo sin quemarte -el caramelo es tan quemante como el aceite o más- y déjalo enfriar: el caramelo se endurece.

Masa

Pon la mitad de la leche en un cazo, la canela, la corteza de limón y la vainilla. Déjalo hervir un rato. Dale vueltas y vueltas, tendrás un jarabe perfumado y, como jarabe, muy dulce.

Quita la corteza a la mona y hazla trocitos. En un bol  échale encima el jarabe caliente y colado. Añade la leche fría y los cinco huevos. Bate con energía con las varillas. Finalmente echa las pasas, después de sacarlas del güisqui. No te recomiendo que te lo bebas porque estará un poco turbio.

Viértelo en el molde caramelizado.

Ya está, casi. Ahora falta bañarlo con María,  en la bandeja del horno y  durante 45 minutos. Puede que se tueste demasiado por encima, si es así, protégelo con un trozo de papel aluminio. Ahora es cuando veo la ralladura de naranja en el poyo de la cocina y recuerdo aquel dramático día en que mi madre hizo rollos de naranja y olvidó el azúcar.

45 minutos después comprueba que está cuajado con un pincho, si sale seco y caliente, está hecho. Déjalo enfriar. Horas después lo desmoldas y lo colocas en una fuente, plato o similar.

Está muy, muy dulce, quizá porque el pudin está pensado para aprovechar el pan duro, que no está dulce. La próxima vez mermaré el azúcar.

Es una bomba de calorías.